Los implantes de barba, una realidad en alza

Las barbas incompletas, las cicatrices, el acné o el cambio de sexo están detrás del microinjerto de barba, que sigue aumentando tras su popularización en el mundo de la estética masculina.

En los últimos años la moda y la estética masculina han dado un giro de 180 grados proclamando a un claro protagonista: la barba.

“El pelo de la barba es similar al de la cabeza, por lo que el criterio para realizar el microinjerto es el mismo”

Símbolo de masculinidad para ellos y atractivo según ellas, se ha convertido en el complemento más demandado. Pero la genética, el acné o las cicatrices hacen que no todos los hombres puedan sumarse a esta tendencia, por lo que está aumentando la demanda al respecto en el sector de los implantes capilares.

El pelo de la barba es similar al de la cabeza, por tanto el criterio para extraer los folículos pilosos y realizar el microinjerto es el mismo que si se realizara en el cuero cabelludo, recuerdan desde Svenson.

Entre las diversas técnicas de microinjerto, la más recomendada para el cabello facial es la tira. Este procedimiento no requiere rapar el pelo, por lo que se ve claramente la dirección de éste y se puede direccionar con más precisión, consiguiendo el resultado más natural posible.

Asimismo, se puede realizar mediante la técnica FUE (extracción de unidades foliculares) tanto manualmente como mediante el robot Artas.

Las barbas incompletas o el cambio de sexo pueden ser otras de las razones para el cambio de imagen que cada vez solicitan más pacientes, en busca de unos resultados que son visibles a los seis meses.


Según indica el doctor Velasco de Aliaga, director médico de Svenson, “este procedimiento se puede realizar sobre cualquier zona de la barba ya sean patillas, bigote o mejillas, con el objetivo de dar mayor densidad a barbas poco pobladas, con pequeñas calvas o cicatrices e incluso en pacientes imberbes”.

Tras la intervención el paciente debe cuidar minuciosamente la higiene durante los primeros días, pero a partir del décimo día puede comenzar a utilizar cremas hidratantes, incluso retomar el afeitado normal al mes de la intervención.

“Al principio empezó como un servicio para aquellos pacientes que se habían quemado la cara, por acné o por cicatrices que hacen que la barba haya perdido continuidad en la cara”, explica el doctor, pero tras invertirse la tendencia ausente de cabellos y metrosexual, estamos ante un fenómeno cada vez más habitual en los quirófanos.

Para saber más de Svenson funciona leer consalud.es

PELUCAS SOLIDARIAS CONTRA EL CÁNCER

Svenson fabrica pelucas y luego las distribuye a mujeres con cáncer de manera gratuita.

La pérdida de cabello que provocan algunos tratamientos oncológicos constituye para algunas mujeres un trauma que llega a agravar el estado anímico de la persona. Por ello, durante los últimos años algunas entidades trabajan para facilitar de forma altruista pelucas.
Patrizia Bressanello, psicóloga de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), explicó a Servimedia que “el hecho de que haya cambios en nuestra imagen está muy relacionado con la identidad e incluso puede llegar a crear aislamiento social”.
A Bressanello no le gusta generalizar y por eso matiza que “hay mujeres a las que no les produce ningún problema el tema de la alopecia y van tan felices con su pañuelo o calva y hay mujeres para las que es absolutamente traumático y en ese intervalo se encuentran todas las demás, mujeres que tienen que buscar la solución que mejor se adapte a sus necesidades para intentar que sea menos duro mirarse al espejo y, a veces, no reconocerse”.
Rosa María Requena, presidenta de la Asociación Española de Posticería (AEP), manifestó a Servimedia que les llega pelo de todas partes de España. “Tenemos cerca de 100 peluquerías solidarias que recogen coletas en toda España y el año pasado el convenio de colaboración con la AECC en Murcia, mediante el cual nos hemos comprometido a donar pelucas de cabello natural a personas que pierden su pelo durante los tratamientos oncológicos”, señaló.
Añadió que “alguna mujer de la AECC ha esperado a recibir una de nuestras pelucas para casarse, otras nos han enviado sus fotos y varias nos han escrito unas cartas preciosas”.
Por su parte, Raquel del Castillo, trabajadora social de la AECC, manifestó que en las 52 juntas provinciales que tienen se ofrece un servicio de préstamo gratuito de pelucas. “Son pelucas que hemos adquirido nosotros o que hemos ido recibiendo como donaciones de otras pacientes que ya no las necesitan”, explicó.
En cuanto a las pacientes que tienen necesidades económicas, la AECC firmó un convenio en 2012 con Svenson, una empresa que fabrica pelucas a medida y que dona anualmente 50 a aquellas mujeres que cumplan este requisito.
Si no se pueda acceder a un préstamo “por cuestiones de estética o porque la paciente es menor de edad y las pelucas en préstamo no se adaptan a lo que ella quiere”, agrega Raquel del Castillo, “contemplamos la posibilidad de ayuda económica en concepto de peluca”.

Para saber más de Svenson leer eleconomista.es

Carlos Mulas no tomará posesión de su escaño

El ex director de la Fundación Ideas Carlos Mulas ha renunciado a ocupar el escaño que ha dejado vacante Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de los Diputados y seguirá trabajando como asesor para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una carta publicada en su página personal de Internet, Mulas considera que su decisión de continuar en el FMI es “una opción coherente con la reorientación profesional”, que “llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política” para centrarse en su carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales.

Mulas solicitó su baja voluntaria en el PSOE en febrero de 2013, después de que la dirección del partido lo destituyera como director de la Fundación Ideas y le abriera expediente de expulsión tras conocerse que esa entidad había pagado más de 50.000 euros a una columnista ficticia, Amy Martin, que resultó que era su esposa.

Tras recordar que tendría “plena capacidad” para ocupar el escaño si “así lo deseara”, ya que era el siguiente en la lista con la que el PSOE concurrió a las elecciones generales de 2011, Mulas asegura que hubiera sido “un honor y una culminación a una aspiración política”, pero “habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.

“No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales, así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final”, añade.

Según Mulas, “antiguos colaboradores y amigos” le han animado “a dar un paso adelante” y asumir el escaño para “llevar al Parlamentolas ideas” por las que trabajó durante años. “Quizá mi presencia en el Parlamento habría servido para dar visibilidad al trabajo de tantas personas valiosas que formaron parte del proyecto de la Fundación Ideas que cofundé y dirigí”, destaca el asesor del FMI, organismo al que está vinculado desde agosto de 2012, concretamente en elDepartamento de Finanzas Públicas.

Reconocimiento de la Fundación Ideas

Mulas remarca que la Fundación Ideas se situó en tres años entre los diez mejores think tanks (centros de estudio) políticos del mundo y que “alimentó una buena parte de la renovación ideológica en marcha en el PSOE”.

Además, agradece el esfuerzo de quienes trabajaron con él y pusieron “en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, en cualquiera de sus formas”.

“De ahora en adelante, mi posición en el espacio público será diferente, pero seguiré trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor”, concluye su carta, fechada en Washington, donde está la sede del FMI.

Tras la renuncia de Mulas, la siguiente en la lista del PSOE porMadrid es María Virtudes Cediel Martínez, quien ya fue diputada entre 2008 y 2011.

Para saber más de Carlos Mulas leer elmundo.es

Carlos Mulas renuncia a ser diputado del PSOE para seguir en el FMI

El exdirector de la Fundación Ideas Carlos Mulas ha renunciado a ocupar el escaño que ha dejado vacante Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de los Diputados y seguirá trabajando como asesor para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una carta publicada en su página personal de internet, Mulas considera que su decisión de continuar en el FMI es “una opción coherente con la reorientación profesional”, que “llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política” para centrarse en su carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales.

Mulas solicitó su baja voluntaria en el PSOE en febrero de 2013 después de que la dirección del partido le destituyera como director de la Fundación Ideas y le abriera expediente de expulsión tras conocerse que esa entidad había pagado más de 50.000 euros a una columnista ficticia, Amy Martin, que resultó que era su esposa.

Tras recordar que tendría “plena capacidad” para ocupar el escaño si “así lo deseara”, ya que era el siguiente en la lista con la que el PSOE concurrió a las elecciones generales de 2011, Mulas asegura que hubiera sido “un honor y una culminación a una aspiración política”, pero “habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.

“No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales, así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final”, añade.

Según Mulas, “antiguos colaboradores y amigos” le han animado “a dar un paso adelante” y asumir el escaño para “llevar al Parlamento las ideas” por las que trabajó durante años.

“Quizá mi presencia en el Parlamento habría servido para dar visibilidad al trabajo de tantas personas valiosas que formaron parte del proyecto de la Fundación Ideas que cofundé y dirigí”, destaca el asesor del FMI, organismo al que está vinculado desde agosto de 2012 como asesor en el Departamento de Finanzas Públicas.

Mulas remarca que la Fundación Ideas se situó en tres años entre los diez mejores “think tanks” (centros de estudio) políticos del mundo y que “alimentó una buena parte de la renovación ideológica en marcha en el PSOE”.

Ha agradecido el esfuerzo de quienes trabajaron con él y pusieron “en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, en cualquiera de sus formas”.

“De ahora en adelante, mi posición en el espacio público será diferente, pero seguiré trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor”, concluye su carta, fechada en Washington, donde está la sede del FMI.

Tras la renuncia de Mulas, la siguiente en la lista del PSOE por Madrid es María Virtudes Cediel Martínez, quien ya fue diputada entre 2008 y 2011.

Para saber más de Carlos Mulas FMI leer lavanguardia.com

Carlos Mulas Granados no sustituirá a Rubalcaba en el Congreso de los Diputados

  • El exidrector de la Fundación Ideas era el sustituto en las listas electorales para sustituir al antiguo líder del PSOE.

  • Mulas es consciente de que si toma posesión de su escaño iría directo al grupo mixto.

Carlos Mulas, ex director general de la Fundación Ideas, no tomará posesión del escaño vacante en el Congreso de los Diputados, tras la dimisión formalizada por Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 2 de septiembre. Mulas era el siguiente en la lista con la que el PSOE concurrió a las elecciones generales de 2011.

“No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final”, señala Mulas en una carta abierta enviada a los medios y colgada en su página web:www.carlosmulasgranados.com.
En el texto, Mulas señala que continuará con su puesto en el Fondo Monetario Internacional. “Es una decisión coherente con la reorientación profesional que comencé hace tiempo, y que llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política para centrarme en mi carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales”, subraya.

En la carta, deja claro que solicitó la baja voluntaria del PSOE en febrero de 2013, que no se ha pronunciado hasta ahora “por respeto institucional”, y que tendría “plena capacidad para ocupar al escaño si así lo deseara”. Casi con total seguridad, iría al grupo mixto.

Mulas considera que tomar posesión del escaño “habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.
A este respecto, su portavoz declaró el día de la dimisión de Rubalcaba que “pese a todo lo que se ha dicho, Mulas nunca escribió con pseudónimo, ni se benefició del caso Amy Martin, que no causó daño patrimonial a la Fundación Ideas. Este caso fue protagonizado por su ex mujer y por la agencia literaria que la representaba, y no provocó perjuicio económico a la institución, tal y como reconocieron públicamente los dirigentes de la Fundación y los miembros de la anterior dirección socialista, que dieron por cerrado el caso en abril de 2013”.

Mulas indica además en su carta que coger el acta de diputado “habría sido un honor y la culminación de una aspiración política”, y que su presencia en el Parlamento habría servido para dar visibilidad al trabajo de tantas personas valiosas que formaron parte del proyecto de la Fundación Ideas, que Carlos Mulas co-fundó y dirigió, y que en tres años se colocó entre los diez mejores ‘think tanks’ políticos del mundo y alimentó una buena parte de la renovación ideológica en marcha en el PSOE.

“Aunque no estaré en la tribuna parlamentaria para defender las propuestas que allí se originaron y que motivaron mi candidatura, sí quiero aprovechar estas líneas para agradecer públicamente el esfuerzo de quienes trabajaron conmigo y poner en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, en cualquiera de sus formas”, añade Mulas.

“De ahora en adelante mi posición en el espacio público será diferente, pero seguiré trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor”, concluye.

Para saber más de Carlos Mulas Granados FMI leer teinteresa.es

Carlos Mulas no tomará posesión de su escaño

Carlos Mulas, ex director general de la Fundación Ideas, no tomará posesión del escaño vacante en el Congreso de los Diputados, tras la dimisión formalizada por Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 2 de septiembre. Mulas era el siguiente en la lista con la que el PSOE concurrió a las elecciones generales de 2011.

“No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final”, señala Mulas en una carta abierta enviada a los medios y colgada en su página web: www.carlosmulasgranados.com
En el texto, Mulas señala que continuará con su “compromiso profesional vigente en el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. “Es una decisión coherente con la reorientación profesional que comencé hace tiempo, y que llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política para centrarme en mi carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales”, subraya.
En la carta, deja claro que solicitó la baja voluntaria del PSOE en febrero de 2013, que no se ha pronunciado hasta ahora “por respeto institucional”, y que tendría “plena capacidad para ocupar al escaño si así lo deseara”.
Mulas considera que tomar posesión del escaño “habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.
A este respecto, su portavoz declaró el día de la dimisión de Rubalcaba que “pese a todo lo que se ha dicho, Mulas nunca escribió con pseudónimo, ni se benefició del caso Amy Martin, que no causó daño patrimonial a la Fundación Ideas. Este caso fue protagonizado por su ex mujer y por la agencia literaria que la representaba, y no provocó perjuicio económico a la institución, tal y como reconocieron públicamente los dirigentes de la Fundación y los miembros de la anterior dirección socialista, que dieron por cerrado el caso en abril de 2013”.
Mulas indica además en su carta que coger el acta de diputado “habría sido un honor y la culminación de una aspiración política”, y que su presencia en el Parlamento habría servido para dar visibilidad al trabajo de tantas personas valiosas que formaron parte del proyecto de la Fundación Ideas, que Carlos Mulas co-fundó y dirigió, y que en tres años se colocó entre los diez mejores ‘think tanks’ políticos del mundo y alimentó una buena parte de la renovación ideológica en marcha en el PSOE.
“Aunque no estaré en la tribuna parlamentaria para defender las propuestas que allí se originaron y que motivaron mi candidatura, sí quiero aprovechar estas líneas para agradecer públicamente el esfuerzo de quienes trabajaron conmigo y poner en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, en cualquiera de sus formas”, añade Mulas.
“De ahora en adelante mi posición en el espacio público será diferente, pero seguiré trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor”, concluye.

Para saber más de Carlos Mulas leer  lainformación.com

 

Carlos Mulas Granados seguirá trabajando en el FMI

Carlos Mulas seguirá trabajando en el FMI
Carlos Mulas Granados seguirá trabajando en el FMI y no sustituirá a Rubalcaba 

http://www.antena3.com/videos-online/noticias/espana/carlos-mulas-seguira-trabajando-fmi_2013012900240.html

Para saber más de Carlos Mulas Granados ver video de antena3.com

Carlos Mulas continúa en el FMI y no tomará posesión del escaño de Rubalcaba

Carlos Mulas se queda en el Fondo Monetario Internacional (FMI), dentro del departamento de Finanzas Pública donde lleva más de una década. En un comunicado abierto, asegura que no tomará posesión del escaño vacante en el Congreso de los Diputados, tras la dimisión formalizada por Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 2 de septiembre y por la que él era el siguiente en la lista concurrente del PSOE a las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011. En su carta, colgada en su página web, dice: ” No se trata de una decisión fácil, pero sí muy meditada, en la que he valorado mis preferencias personales así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final”.
En dicha misiva pública, Mulas afirma que va a continuar con su “compromiso” con el organismo financiero, ya que lo considera “una decisión coherente con la reorientación profesional que comencé hace tiempo, y que llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política para centrarme en mi carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales”.

En dicho texto también deja claro que solicitó la baja voluntaria del PSOE en febrero de 2013, que ha guardado silencio desde entonces “por respeto institucional”, y que nada impediría que ocupara el escaño si así lo deseara, puesto que tiene “plena capacidad” para ello. Siempre según sus palabras, ha sido instigado dentro de las filas socialistas por parte de colaboradores y amigos para pronunciarse, dar un paso adelante y llevar al Parlamento las ideas por las que trabajó durante años . Mulas considera que tomar posesión del escaño “habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.

La defensa de Mulas contra Amy Martin A este respecto, su portavoz declaró el día de la dimisión de Rubalcaba que “pese a todo lo que se ha dicho, Mulas nunca escribió con pseudónimo, ni se benefició del caso Amy Martin, (alias Irene Zoe Alameda o viceversa) que no causó daño patrimonial a la Fundación Ideas, Este que fue no obstante desmantelada tras el sainete que saltó por el fraude cometido por el hasta enero de 2013 director del think tank socialista. Cabe recordar que la polémica saltó cuando la esposa de Carlos Mulas, Irene Zoé Alameda, confesó ser la articulita de la Fundación Ideas que cobraba 0,16 euros por palabra por textos de un cariz variopinto.

abc Irene Zoé Alameda, alias Amy Martin El caso, se desentendió por completo el que ya es su exmarido, “fue protagonizado por su expareja y por la agencia literaria que la representaba” y se cerró en abril de 2013 con un sonoro carpetazo por parte de los dirigentes de la Fundación y de los miembros de la anterior dirección socialista.

Para Mulas, cofundador del laboratorio de ideas socialistas y director hasta su reemplazo por este escándalo, haber tocado con sus manos el acta de diputado ” habría sido un honor y la culminación de una aspiración política “, y habría azuzado la misma renovación ideológica que promovía desde el “think tank” .

Toca al son de la recuperación económica Remacha: “Aunque no estaré en la tribuna parlamentaria para defender las propuestas que allí se originaron y que motivaron mi candidatura, sí quiero aprovechar estas líneas para agradecer públicamente el esfuerzo de quienes trabajaron conmigo y poner en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, en cualquiera de sus formas”. “De ahora en adelante mi posición en el espacio público será diferente, pero seguiré trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor”, concluye.

Para saber más de Carlos Mulas leer abc.es

El ‘sicario’ era la dermatóloga

La policía concluye que la doctora Pinto o alguien de su entorno envió mensajes al yerno de Villar Mir y se hizo pasar por un asesino a sueldo. Señala al hijo menor como autor de notas amenazantes contra su propia madre.

La policía cree que la dermatóloga Elisa Pinto se hizo pasar por un sicario, se autoenvió notas amenazantes y luego denunció al empresario Javier López Madrid para destruir su reputación. Para dificultar la investigación y según explican los informes policiales, la doctora hizo que su hijo de once años escribiera varias notas amenazantes. Luego, ella misma recibió esos mensajes en su casa y los presentó ante los agentes como prueba para acreditar su acoso.

Desde que se presentó la primera denuncia en diciembre de 2013, Policía, Guardia Civil, dos juzgados de instrucción y la fiscalía de Madrid tratan de determinar si la doctora Pinto fue víctima de acoso y agresiones por encargo o si, por el contrario, es la autora de un montaje que ha servido para desprestigiar tanto al empresario Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, como al comisario José Villarejo. Los últimos peritajes presentados ante la Justicia apuntalan con fuerza esta segunda tesis.

EL HOMBRE DEL TATUAJE

El 21 de diciembre de 2013, cuatro días antes de Navidad, la dermatóloga Elisa Pinto interpuso la primera denuncia por acoso. La doctora se presentó a primera hora de la tarde en la Comisaría de la Policía Nacional en el distrito madrileño de Chamartín acompañada por su hijo menor (en ese momento tenía nueve años). Aseguró que un individuo anónimo, de unos 50 años de edad, se había acercado al niño para lanzarle un mensaje. Antes, la dermatóloga había recibido llamadas amenazantes desde números ocultos. Mensajes velados que le ponían en alerta: “Tienes unos hijos muy guapos”.

Fue entonces cuando Elisa Pinto contó a los agentes que desde “marzo o abril de 2012” mantenía una relación de “coqueteo” con el empresario López Madrid. Una relación que se había torcido contra su voluntad hasta convertirse en acoso. Según su relato, el empresario llegó a su consulta para tratar un problema epitelial de su hija. El consejero delegado del Grupo Villar Mir consiguió su teléfono personal y tras varios meses, terminó haciéndole proposiciones groseras que se transformaron en acoso.

A lo largo de los días siguientes, la doctora acudió de nuevo a comisaría junto a su hijo para aportar más datos. El menor declaró haber visto de nuevo al hombre desconocido, al menos en tres ocasiones, a la salida del colegio. El 13 de enero de 2014, Elisa Pinto realizó una nueva ampliación de su denuncia. Aseguró entonces que había sido acuchillada en el hombro izquierdo a la salida del colegio de su hijo. Siempre según su versión, el agresor era una persona de unos 50 años de edad, con abrigo gris y “un tatuaje circular en la mano derecha”. El parte de lesiones expedido en el hospital Gregorio Marañón de Madrid confirma que la denunciante tenía una “herida incisa de tres centímetros en el hombro”.

Mensajes amenazantes recibidos por la doctora Pinto.

Mensajes amenazantes recibidos por la doctora Pinto.

DENUNCIAS CRUZADAS

El 9 de abril de 2014, Elisa Pinto ratificó sus denuncias ante el equipo de Atención a la Mujer de la Guardia Civil, con sede en Tres Cantos. Una semana después, el caso recayó en el Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, que incoó las diligencias 487/2014. De forma paralela, fue el empresario López Madrid quien, por su parte, denunció llamadas amenazantes en un segundo juzgado de la capital. Por lo tanto, el caso quedó abierto en dos juzgados distintos (el 26 y el 39 de Madrid), con denuncias cruzadas por cada una de las partes.

El diez de abril de 2014, tres días antes de que López Madrid acudiera al juzgado, la doctora Pinto se presentó de nuevo en comisaría. A las ocho de la tarde la doctora presentó una serie de mensajes amenazantes recogidos en su teléfono móvil. Además, denunció haber sido víctima de un ataque con arma blanca. Según su relato, un hombre sin identificar le asestó una puñalada en el abdomen tras recoger a su hijo del colegio. La doctora paró en una calle poco transitada para buscar algo en el maletero. Fue en ese momento cuando recibió el corte mientras el agresor le advertía: “López Madrid quiere que cierres la boca”. Además, la doctora presentó más mensajes amenazantes. “Sabes que al final el destino de esto será que te matemos”, rezaba uno de ellos.

Parte de lesiones del día de la presunta agresión.

Parte de lesiones del día de la presunta agresión.

El 21 de mayo de 2014, la jueza Belén Sánchez tomó declaración por primera vez a César, el hijo mayor de Elisa Pinto. Con tan solo once años, mantuvo palabra por palabra las versiones aportadas con anterioridad tanto por él como por su madre ante policía y Guardia Civil. “Vi a mi madre con la camisa llena de sangre y me dijo que llamara al 112”, relató el menor sobre el asalto que presuntamente sufrió la doctora.

La instrucción se centró entonces en los números de teléfono. En especial, los agentes analizaron un terminal de la compañía Lebana que una ciudadana había encontrado y depositado también en comisaría. Desde el mismo se enviaron la mayoría de los mensajes amenazantes recibidos por la doctora Pinto. Al analizar las horas y el envío de los mensajes, los agentes se toparon con un dato extraño: en el momento de los envíos, el teléfono se encontraba siempre en las cercanías de la casa de la doctora Pinto donde, lógicamente, también se encontraba su teléfono personal. Se barajaron entonces dos hipótesis. O Elisa Pinto era sometida a seguimientos intensivos, o quien enviaba los mensajes estaba en realidad en su propio entorno.

LOS MENSAJES DEL SICARIO

La investigación prosiguió en los dos juzgados mientras Policía y Guardia Civil se afanaban por localizar al autor de los mensajes amenazantes. En el Juzgado de Instrucción número 26, Javier López Madrid mantenía que recibía amenazas en su teléfono desde el mes de octubre de 2013. El empresario reconocía haber tenido una relación personal con la dermatóloga pero aseguró que fue ella quien le presionaba hasta el acoso. Además, el consejero delegado del Grupo Villar Mir presentó ante el juez una batería de mensajes. Comunicaciones de texto enviadas a su teléfono y que parecían la prueba de que él había contratado a un sicario para que siguiera y agrediera a la doctora Pinto. Ante el juez, López Madrid negó haber contratado a sicario alguno y aseguró desconocer la procedencia de dichos mensajes.

Mensajes recibidos por Javier López Madrid.

Mensajes recibidos por Javier López Madrid.

APARECE EL COMISARIO VILLAREJO

En su declaración judicial de junio de 2014, López Madrid reconoce que, cuando se sintió acosado, buscó los servicios de una de las empresas vinculadas con el comisario José Villarejo. Fue entonces cuando la hostilidad del caso pasó a un siguiente nivel, desatándose un combate entre varios responsables policiales. La presión y el desconcierto era tal que los agentes pincharon el teléfono de los principales implicados. El 17 de junio de 2014, Elisa Pinto realizó una nueva ampliación de su denuncia “al no haber sido explícita con toda la información, movida por el terror a que Javier López Madrid y el comisario Villarejo me matasen en caso de revelar su identidad”.

En el documento, la dermatóloga señaló directamente a alguien del entorno de comisario como la persona que le propinó la puñalada en el abdomen: “Quiero que quede claro en esta declaración: el hombre que me apuñaló el 13 de enero de 2014 es para mí un completo desconocido, pero el hombre que me apuñaló el 10 de abril de 2014 fue el mismo que acompañó a Javier López Madrid a mi despacho el 10 de diciembre de 2013. Por ese motivo -prosigue la denuncia de la doctora- mis hijos y yo vamos acompañados permanentemente de un escolta pues la posibilidad de que un comisario de policía y sus amigos sean los responsables de las agresiones sufridas por mí y por mis hijos en el último año […] genera un miedo y un temor al que es difícil enfrentarse”.

En este mismo diario, la dermatóloga mantuvo una versión similar el pasado mes de marzo. “Lo que me han hecho es abominable”, relataba a EL ESPAÑOL en referencia al presunto acoso sexual que venía sufriendo con la “complicidad de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado”. Ahora, se ha negado a hablar con este periódico alegando que ya no habla con la prensa.

Y ENTONCES LLEGARON LOS INDIOS

La investigación del caso quedó entonces en manos del comisario Jaime Barrado, responsable en esas fechas del distrito madrileño de Chamartín, donde Elisa Pinto interpuso su primera denuncia. En este punto se cruzó de nuevo una pelea policial. El detonante fue una investigación del Departamento de Asuntos Internos en el curso de la denominada ‘Operación Prima’, incoada para detectar a un topo policial que filtraba datos a un clan indio encabezado por el empresario Tarachan Varma.

En el marco de estas pesquisas se enfrentaron dos facciones policiales. De una parte, uno de los salpicados era el comisario Villarejo. De otra, aparecía el nombre de Jaime Barrado junto con otros agentes.

Fue entonces cuando el cerco sobre Villarejo se estrechó en el caso de la doctora Pinto. Tras la declaración de la dermatóloga, la jueza citó como imputado a un abogado del entorno del comisario. R.R. fue llamado a comparecer en una rueda de reconocimiento para esclarecer la puñalada a Elisa Pinto. Él fue la persona que acompañó como letrado a López Madrid a la reunión que la doctora cita en su denuncia. Sin embargo, el letrado no fue señalado en la rueda de reconocimiento y las acusaciones contra él quedaron archivadas.

El 11 de mayo de 2015, dos abogados vinculados a la ‘Operación Prima’ denunciaron a Barrado por maltrato. Lo hicieron primero ante la policía y después por medio del Colegio de Abogados de Madrid. En ambos lados relataron cómo el comisario había obligado a uno de ellos a desnudarse para confirmar que no llevaban encima una grabadora. Como prueba, los letrados presentaron una grabación del encuentro.

Un día después del incidente, el comisario de Chamartín emitió una nota informativa para la Jefatura Superior de Policía de Madrid. En el escrito, explicaba que uno de sus confidentes -el abogado al que pidió desnudar- señaló al comisario Villarejo como el topo que pasaba información confidencial a la red de la ‘Operación Prima’. Esta versión es diametralmente opuesta a lo declarado por varios de los acusados en la causa. La nota informativa mantiene que estas declaraciones se obtuvieron bajo coacción. El sumario del caso muestra también los seguimientos a los que fueron sometidos los abogados denunciantes.

Imágenes de los abogados en los informes policiales.

Imágenes de los abogados en los informes policiales.

IDENTIFICACIÓN Y PELEA

El 19 de mayo de 2015, una semana después del conflicto con los abogados, Elisa Pinto realizó ante el comisario Barrado un acta de reconocimiento fotográfico. En él, la dermatóloga reconoció en dos tandas distintas y sin género de dudas al comisario Villarejo como “el autor de las lesiones por apuñalamiento de arma blanca” que sufrió el 10 de abril de 2014. La identificación se realizó en dos tandas, comparando sendas imágenes del responsable policial con la de otras diez personas de una edad similar. Desde entonces, el juzgado que instruye el caso ha citado en dos ocasiones (el 16 de julio y 3 de septiembre) al comisario Villarejo para que acuda a una rueda de reconocimiento. El policía alegó en las dos ocasiones que se encontraba fuera de España por razones laborales.

Mientras tanto, el pasado 16 de junio el comisario Barrado vio cómo la dirección policial incoaba un expediente disciplinario en su contra por “hiperactividad policial” y era trasladado de forma forzosa desde la comisaría de Chamberí a Carabanchel. El Ministerio del Interior le impuso también una sanción preventiva, que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha obligado a retirar.

LA SITUACIÓN ACTUAL DEL CASO

Dos años después de que la doctora Elisa Pinto presentara su primera denuncia, los informes policiales apuntan cada vez más a la tesis de un montaje, urdido personalmente por la dermatóloga o alguien de su entorno. En resumen, y si los informes policiales se confirman, Elisa Pinto o alguien cercano a ella se habría inventado las acusaciones contra López Madrid y habría confeccionado pruebas falsas para destruirle, involucrando al comisario Villarejo. Desde el entorno de la dermatóloga, por el contrario, mantienen que estos informen están hechos ad hoc por parte de la policía para perjudicarla y aseguran que aportaran pruebas sólidas para desacreditarlos.

El pasado mes de julio, la Sección de Análisis de Conducta de la Unidad Central de Inteligencia Criminal envió su dictamen al juzgado. El peritaje analiza los mensajes extraídos del teléfono del empresario López Madrid. Mensajes que probarían la contratación de un asesino a sueldo para atacar a la doctora Pinto, que después intentaba extorsionar también al empresario.

La conclusión de los agentes es que los mensajes carecen de “ánimo de lucro”  y que corresponden en realidad a un sentimiento de “despecho”. “Nadie se cree tu historia. Ni siquiera a los que pagas”.”Nosotros te vamos a dar lo que te mereces, la cárcel y la fama en la prensa”, rezaban algunos de ellos.

En otros casos y según las conclusiones policiales, los mensajes son enviados al empresario con “la mera satisfacción de insultar y humillar: “Está loco y sus perversiones pasarán factura”. “Habrá que recordarla que eres un loco que quiere matarla”. “Tío en el fondo envidiamos que seas un picha brava”.

En uno de los puntos más importantes, los agentes descartan que los mensajes procedan en realidad de un asesino a sueldo. Y lo hacen con el argumento de que el auténtico remitente conoce detalles que un sicario nunca podría conocer tras escapar de la escena del crimen: “Hicimos lo que querías el jueves por la tarde. Iba con su hijo pequeño que no paraba de llorar. Fue en la tripa. ¡Cómo sangraba la puta! Ahora sí tiene miedo. Llevamos en la puerta de su casa varios días y no se ha atrevido a salir. La llevaron al Marañón en la uvi móvil y su hijo tenía un ataque”. “En la última puñalada habrías disfrutado”, dice otro de los mensajes. “En la tripa y de 10 centímetros. Su hijo pequeño ha chillado. Ella sangrando como una cerda y pidiéndole que no saliese del coche. La policía lleva a su hijo a casa mientras una uvi la lleva al Marañón”.

A juicio de los investigadores, “resulta llamativo que si el mensaje está escrito por uno de los supuestos agresores que tras cometer el delito se dio a la fuga, este sea conocedor de a qué hospital fue llevada ella. Y dónde trasladó la policía a su hijo, además del estado en el que se encontraba”. “Ambos hechos son incompatibles con la existencia de una tercera persona ajena a Elisa Pinto y contratada para agredirla”, explican los agentes.

SOSPECHAS SOBRE EL NIÑO

A juicio de los investigadores, “el autor de los mensajes encuentra satisfacción y se conforma con el mero hecho de insultar y humillar a la víctima y dejar claro que él es el inductor de las agresiones a Elisa Pinto”. Esta motivación “se puede corresponder con un sentimiento de despecho” hacia el consejero delegado del Grupo Villar Mir. Los expertos en análisis de conducta consideran que los mensaje son demasiado explícitos como para ser enviados por un auténtico sicario, ya que son “poco naturales y expontaneos”. “El autor de los mensajes puede tratarse de una persona muy cercana a a Elisa Pinto o incluso la propia Elisa Pinto”, refleja el documento policial.

Una de las notas atribuidas al hijo de la dermatóloga.

Una de las notas atribuidas al hijo de la dermatóloga.

El pasado mes de julio, los agentes propusieron al juez que tomara declaración de nuevo al hijo de la dermatóloga, el menor de 11 años que ha confirmado de forma sistemática todo lo aportado por su madre. Y le solicitaron que lo hiciera en presencia del fiscal de Menores y no de su madre, para evitar la contaminación de testigos. La primera medida aprobada por el juez fue un análisis caligráfico de la letra del menor, encargado a la Unidad Central de Criminalística de la Policía Científica.

En su informe, los agentes compararon dos notas amenazantes (una de ellas recibida por su propia madre) con varios exámenes de clase realizados por el hijo menor de la doctora. La conclusión de los investigadores (con la salvedad de que el informe se ha realizado sobre una muestra fotocopiada) no deja lugar a dudas. A juicio de la Policía Científica, la letra del pequeño César coincide con la de las amenazas que asegura haber recibido su madre.

Para saber más de Javier López Madrid leer elespañol.com

Javier López Madrid, exculpado de las acusaciones de acoso de la doctora Elisa Pinto

El caso ganó notoriedad por la relevancia pública de López Madrid, consejero de OHL

  • La dermatóloga será imputada por un delito contra la integridad moral

  • La doctora utilizó a su hijo menor de edad para recrear los delitos y crear pruebas falsas

La Policía Nacional ha concluido la investigación sobre el supuesto acoso sexual que sufrió la dermatóloga Elisa Pinto por parte de Javier López Madrid, consejero de OHL y yerno de Juan Miguel Villar Mir. Las conclusiones exculpan al directivo y además suponen la imputación de Pinto por un delito contra la integridad moral.

Así lo asegura El Confidencial, que cita fuentes cercanas al caso. El escándalo saltó a la prensa el pasado mes de marzo, después de saberse que la doctora había denunciado en repetidas ocasiones al empresario. Según estas denuncias, presentadas en una comisaría de Madrid, Elisa Pinto habría recibido mensajes con alto contenido sexual y fue víctima de lesiones por arma blanca por encargo de su presunto acosador.

Las juezas han acordado citar a declarar como imputada de manera inmediata a Pinto por un delito contra la integridad moral

El caso ganó notoriedad por la relevancia pública de López Madrid. Las acusaciones de la dermatóloga llevaron a la apertura de un procedimiento judicial y López Madrid presentó a su vez una denuncia contra la mujer por acusarle falsamente que dio origen a otra investigación judicial. Después de nueve meses, las juezas de ambos tribunales han resuelto que no hay ninguna prueba que incrimine a López Madrid en los hechos denunciados por Pinto.

PRUEBAS FALSAS

Según El Confidencial, la doctora utilizó a su hijo menor de edad para recrear los delitos y crear pruebas falsas. La prueba más contundente del informe se desprende, de esta manera, de una nota escrita a mano que contenía amenazas y que, según la doctora, había sido remitida por Javier López Madrid.

La doctora utilizó a su hijo menor de edad para recrear los delitos y crear pruebas falsas

Según los especialistas de la policía, esta carta fue redactada por el hijo de diez años de Elisa Pinto. Además de ser falsa, esta prueba podría provocar que la doctora perdiera la custodia del menor.

La titular del juzgado de instrucción número 26 de Madrid, responsable del procedimiento abierto tras la denuncia de López Madrid, ha decidido levantar el secreto de sumario este miércoles, una medida a la que sumará en los próximos días la otra juez, titular del juzgado número 39. Las dos han acordado citar a declarar como imputada de manera inmediata a Pinto por un delito contra la integridad moral.

Para saber más de Javier López Madrid leer bolsamania.com